Fruto de la experiencia en el desarrollo de varios proyectos, en Fundación Raíces descubrimos la necesidad de acompañar y apoyar de una forma más personalizada e integral a algunas de las personas atendidas en ellos.

La escucha individualizada de sus necesidades nos pone de manifiesto los aspectos que les generan más vulnerabilidad o que les sitúan en una posición de difícil desventaja y la experiencia nos demuestra que son muy variadas y complejas, afectando a muchos ámbitos de la vida social: empleo, vivienda, formación, escolarización, salud, justicia, regularización de estancia, prestaciones y servicios sociales… Es por ello, que consideramos importante la creación de un proyecto específico que desarrollara un acompañamiento personalizado, teniendo en cuenta los procesos individuales, con el objetivo de promover sus capacidades y potenciar y animar actitudes de confianza y autoestima fundamentales para alcanzar un grado de autonomía.